Lunes, 20 de Agosto de 2018
Créditos: ¿Se paga menores intereses con un prepago o un pago adelantado?

Si usted es de las personas que empleará la gratificación para amortizar una deuda, conozca aquí si conviene hacer con un prepago o un pago adelantado.

Cerca de tres millones de trabajadores peruanos recibirán una gratificación por Fiestas Patrias. Si bien este ingreso extra puede ser empleado para financiar compras o para ahorrar e invertir con el objetivo de obtener una rentabilidad, también puede ser destinado al pago de deudas vigentes.

Si usted es de las personas que está considerando emplear su 'grati' para cumplir con sus obligaciones financieras, puede hacerlo con un prepago o un pago adelantado.

Pero, ¿qué implica que usted recurra a una de estas alternativas para amortizar sus deudas?

Según el ABC de la Banca del Banco de Crédito del Perú (BCP), un prepago de crédito consiste en hacer un pago parcial de la deuda.

Con esta opción, el usuario reduce el monto del capital que adeuda y luego tiene la posibilidad de elegir cómo aplica esta disminución.

Por un lado, se puede optar por disminuir el número de cuotas que se pagará; o por otro lado, podrá mantener el mismo número de cuotas aunque con un menor monto en cada letra. De esta manera, usted ahorra también comisiones e intereses.

"Recuerde que se puedes hacer prepagos siempre que el cliente lo crea conveniente, sin ningún costo o penalidad", indicó el BCP.

En cuanto al pago adelantado, este consiste en cancelar un número determinado de cuotas del crédito por adelantado. Sin embargo, esto no modifica los intereses; es decir, continúas pagando la misma cantidad en las siguientes cuotas.

El pago adelantado es conveniente cuando vas a estar fuera del país durante varios meses. De esta forma, puede asegurar cubrir las cuotas durante su periodo de ausencia, indica el BCP.

Frente a ambas propuestas, ¿cuál es la mejor opción para amortizar una deuda? Anna Lenka Jáuregui, especialista en Finanzas Personales del BCP, recomendó seguir los siguientes pasos:

1. Entienda los beneficios de cada alternativa. Es importante que se informe bien sobre los beneficios y para qué sirve cada uno, para que así pueda elegir la opción que mejor convenga.

2. Analice su presupuesto mensual. Para saber cuando le conviene realizar un prepago o un pago adelantado, debe analizar sus finanzas personales actuales para identificar y aprovechar los beneficios de cada uno. Debe revisar su presupuesto para ver si está o no ajustado en sus ingresos. De esta manera, puede elegir la opción correcta para su situación actual.

3. Elija la mejor opción. Si cuando analiza su situación se das cuenta de que mes a mes las cuotas son muy altas para su presupuesto cotidiano, es recomendable que reduzca el monto de las cuotas, pero que mantenga el plazo realizando un prepago. Si no tiene problema con el monto de las cuotas, puede también hacer un prepago, pero para reducir el plazo y así, minimizar los intereses.

Fuente: Diario Gestión

 
 
Copyright 2007 - 2012 | Revista Actualidad Empresarial
instagram takipci r57 shell