Sabado, 18 de Agosto de 2018
FMI eleva su proyección de expansión del Perú para 2019

Demanda interna con mayor inversión privada serán factores clave para ese crecimiento.

La misión especial del Fondo Monetario Internacional (FMI), que realizó una visita oficial al Perú, elevó su proyección de crecimiento sobre nuestra economía de 4% a 4.1% para el próximo año.

“Se prevé que el crecimiento acelere a más del 4% en el 2019, acercándose gradualmente al potencial, a partir de entonces”, indica el informe preliminar de esta misión.

“Asimismo, dado el aumento de los precios de las materias primas y la agenda de reformas del Gobierno, aumentó su estimación del crecimiento potencial a mediano plazo del 3.75% al 4%”, agregó.

La misión de la entidad multilateral sostiene que la significativa demanda interna, especialmente una mayor inversión privada, debería ser factores clave para esa expansión del producto bruto interno (PBI).

Indicó que se espera que la expansión sea de 3.7% en el 2018, con la inflación convergiendo al rango meta del Banco Central de Reserva (BCR), entre 1% y 3%.

Desempeño

La delagación del FMI señaló que el crecimiento del PBI de 3.2% en el primer trimestre del 2018, y los indicadores de alta frecuencia para abril, apuntan a un repunte de la actividad económica este año.

“Un factor clave es el aumento de la inversión pública, mientras que también se prevé que los capitales privados crezcan después de cuatro años débiles. Esto último estará respaldado por condiciones monetarias fáciles y un clima de crédito e inversión más favorable, que generalmente sigue a las mejoras en los precios de las materias primas”, agregó.

Sostuvo, demás, que con la inflación de los precios de los alimentos normalizándose a lo largo del año, se espera que la inflación general aumente gradualmente hacia el centro del rango meta del BCR.

“El Perú fue uno de los mejores países en América Latina desde el cambio de siglo, pero la expansión se desaceleró recientemente. El sólido crecimiento ayudó a reducir la pobreza significativamente, la inflación se mantuvo baja, la posición fiscal se fortaleció, la dolarización se redujo notablemente y la profundización financiera continuó”, dijo.

“Hace poco, las peores inundaciones y derrumbes en la historia, y las consecuencias del escándalo de corrupción Lava Jato, contribuyeron a una desaceleración en el crecimiento del PBI hasta un nivel de 2.5% en el 2017”, añadió.

Gabinete

El organismo internacional consideró que después de la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, el nuevo Gabinete Ministerial, encabezado por César Villanueva, actuó rápidamente para implementar medidas y solicitar poderes legislativos especiales al Congreso de la República.

“Las medidas fiscales incluyen alzas del impuesto especial, la mejora de la administración tributaria y la racionalización de los gastos corrientes”, explicó.

Indicó que la Ley N° 30737 (que reemplazó al Decreto de Urgencia N° 003 en el caso Lava Jato) brinda más claridad sobre los daños civiles en los casos de corrupción y establece las reglas para las transferencias de activos por parte de las compañías de construcción bajo investigación o a los condenados.

“Además, se solicitaron poderes especiales en seis áreas: política y administración tributaria, competitividad, infraestructura de reconstrucción y cierre después del fenómeno de El Niño Costero (ya otorgadas), medidas anticorrupción, protección de grupos vulnerables, y modernización del Estado”, destacó la misión del FMI.

Medidas de austeridad

El FMI respaldó las medidas de austeridad emitidas por el Gobierno del presidente Martín Vizcarra y consideró que todavía puede recortarse más gasto corriente dentro del aparato del Estado.

Al ser consultado sobre si el Congreso y otras instituciones del Estado también deberían tomar medidas de austeridad, el jefe de la misión para Perú del FMI, Ravi Balakrishnan, se manifestó a favor con lo expuesto por el Gobierno.

El 4 de mayo, el Gobierno emitió un decreto de urgencia para reducir el gasto público hasta en 969 millones 162,868 soles, estableciendo medidas de eficiencia y reduciendo costos en seminarios, talleres, servicios de imagen, pasajes y publicidad, así como un uso adecuado de vehículos oficiales.

“La estrategia es buena. Ha sido positivo tomar medidas por el lado de los ingresos, relacionados a la administración y a la política tributaria, pero también son apropiadas las disposiciones para recortar gastos corrientes no productivos”, manifestó Balakrishnan.

Fuente: Diario El Peruano

 
 
Copyright 2007 - 2012 | Revista Actualidad Empresarial
instagram takipci r57 shell