Viernes, 17 de Noviembre de 2017
BM: política fiscal del Perú es una de las mejores de América Latina

Informe. Manejo ordenado de los recursos por parte del Gobierno permite expectativas de crecimiento sin poner en riesgo la sostenibilidad de las finanzas públicas, reconoce el Banco Mundial.

El incremento del déficit fiscal a 3% del PBI para este año y la trayectoria a 2020 tal como lo aprobó el Congreso a principios de este mes, para luego converger al 1% a 2021, a fin de tener más recursos para la reconstrucción de la infraestructura dañada por el Fenómeno de El Niño Costero que azotó parte del país y con más fuerza la costa norte y central, despertó interrogantes en los agentes y analistas financieros.

En efecto. El vicepresidente de la agencia clasificadora de riesgo soberano Moody’s Investor Service, Jaime Reusche, había referido desde Nueva York que su agencia se encontraba evaluando cuánto espacio fiscal concedía el Perú para la reconstrucción, a fin de emitir su opinión si cambiaban la perspectiva de “estable” a “negativa”, en función de la capacidad del país para manejar esta situación.

Sin embargo, el reciente anuncio realizado por el ministro de Economía y Finanzas, Fernando Zavala, respecto a que Moody’s mantenía la calificación crediticia del Perú en A3 (grado de inversión) con perspectiva estable, devolvía la calma a los agentes financieros y fortalecía la confianza para atraer más inversión privada internacional. 

Nuestro vecino país del sur, Chile, no corrió igual suerte. Moody’s cambió la perspectiva de su calificación “Aa3” de estable a negativa, debido al deterioro de sus cuentas fiscales.

Ante esta situación, el economista principal del Banco Mundial (BM) y gerente de Programa Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela, Pedro Luis Rodríguez, comenta el manejo de la gestión fiscal y macroeconómica del país.

“Creo que la sostenibilidad, las políticas fiscales y de gestión macroeconómica en el Perú son espectaculares, no lo digo yo, lo dice el Banco Mundial, y no obstante fue afectado por el shock global (de la desaceleración económica mundial) es un país muy bien manejado”, dijo al Diario Oficial El Peruano.

Agregó que las cuentas fiscales nacionales están muy bien. 

“No sé cómo lo miran los peruanos, pero es una envidia si lo comparas con otros países vecinos como Colombia o Brasil. El Perú es un país extremadamente bien posicionado”, manifestó el ejecutivo.

Política fiscal

Asimismo, Rodríguez aseveró que la política fiscal de la última década en el Perú ha sido “una de las mejores de la región”, conjuntamente con Chile. 

En el informe del BM ‘Contra viento y marea: Política fiscal en América Latina y el Caribe en una perspectiva histórica’ emitido en abril último, ya se resaltaba la política fiscal contracíclica aplicada por el Perú, Chile, Colombia, Guatemala, México y Paraguay, a diferencia de los que siguieron una política procíclica como Argentina, Bolivia, Brasil, Nicaragua, Panamá y Uruguay.

En un escenario de bajo crecimiento, el grupo contra cíclico (entre ellos el Perú), tendrá espacio fiscal para recurrir al gasto público como herramienta de estímulo, “un lujo que el grupo pro cíclico no tendrá”. 

Además, de los seis países cuya política fiscal fue contra cíclica en la década pasada, solamente el Perú como Chile estabilizaron o redujeron su deuda publica neta, es decir, observaron superávits fiscales en promedio durante la última década y por ello el Perú puede recurrir a la política fiscal contra cíclica para estimular su economía.

“Desde este punto de vista es acertada que las empresas calificadoras del riesgo país confirmen el buen rating del Perú”, afirmó Rodríguez.

El reciente Marco Macroeconómico Multianual 2018-2021 aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 23 de agosto, proyecta un déficit fiscal máximo de 3.1% del Producto Bruto Interno (PBI) potencial en 2018 para luego situarse en 1% a 2021, sustentado por los mayores precios de las materias primas (cobre) que el país exporta, mayores ingresos permanentes y la “racionalización” del gasto corriente.

Mayores ingresos

Una de las grandes apuestas del Ejecutivo por mayores ingresos a la caja fiscal se sustenta en el cobre, el cual ha repuntado en los últimos años. 

La semana pasada, este metal cerró en 3.04 dólares la libra en los mercados internacionales, su valor más alto desde noviembre de 2014.

Las exportaciones mineras del Perú en el primer semestre del año totalizaron 12,265 millones de dólares, un 28% más que el similar periodo de 2016, (9,571 millones de dólares), refirió la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Al respecto, Rodríguez sostuvo que esta tendencia de mantenerse será muy positiva para el país no solo en términos de mayores ingresos. 

“Además atraerá más inversionistas y más potencial de inversión en explotación”, afirmó el economista.

“En efecto. La inversión en exploración minera en el Perú subió 28% en el primer semestre, alentado por las expectativas de mejores precios de los metales”, comentó el presidente de la SNMPE, Luis Marchese.

El valor de la cartera de proyectos mineros en el Perú, a junio de este año, asciende a 49,472 millones de dólares, según estadísticas del Ministerio de Energía y Minas (MEM). 

Reconstrucción para impulsar el crecimiento

La inyección de 23,338 millones de soles a la economía nacional, producto del programa de Reconstrucción Con Cambios (RCC) que el Gobierno implementará en los próximos cuatro años, ayudará a impulsar el crecimiento del PBI en 2018, así como la demanda interna. 

Según el plan elaborado por la Autoridad de la RCC, se prevé que el 75% del monto será para obras de reconstrucción (17,442 millones de soles) un 23% para obras de prevención (5,446 millones de soles) y un 2% para fortalecer las capacidades institucionales.

Al respecto, Pedro Rodríguez del BM destacó la perspectiva que se aplicará a este programa para la reconstrucción de la infraestructura dañada por el reciente Fenómeno de El Niño Costero.

“Es lamentable que tengamos estos accidentes y a nivel individual hay mucha tragedia, pero a nivel macro el gasto asociado a esto tiene un efecto reactivador, modernizador y nos gusta la política del Gobierno con relación a la reconstrucción. Nos parece que lo han tomado muy bien”, afirmó.

Proyecciones

Las proyecciones de crecimiento del Perú por parte del Banco Mundial están siendo revisadas para la entrega de su informe correspondiente a octubre de 2017.

El BM estimó un crecimiento de 2.8% para el Perú, dado el impacto de El Niño Costero y una recuperación a 3.8% en 2018, debido al impacto positivo de la reconstrucción.

Por su parte, la calificadora Moody’s previó que el Perú crecerá 2.6% en 2017 y posteriormente en 2018 se acelerará a 3.9%, en razón de una recuperación de la inversión pública y privada, respaldada por la reconstrucción.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) consigna en el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2018-2021, una expansión de 2.8% en este año y de 4% en 2018.

 

Fuente: Diario El Peruano 

 
 
Copyright 2007 - 2012 | Revista Actualidad Empresarial
instagram takipci r57 shell