Martes, 13 de Noviembre de 2018
Activos de Doe Run Perú se venderían a fin de mes y en 30% menos de su valor

Nueva subasta. Ayer ninguno de los tres postores presentó sus ofertas económicas. Los inversionistas estarían esperando el incentivo medioambiental para lanzar sus propuestas por La Oroya y Cobriza.

La primera subasta de los activos de Doe Run Perú, realizada ayer, fue declarada desierta debido a que los postores que compraron las bases se abstuvieron de presentar oferta por el Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) y por la Unidad Minera Cobriza (UMC).

Fuentes cercanas al proceso comentaron a La República que esta situación era previsible considerando dos aspectos centrales en este proceso concursal: uno desde un punto de vista medioambiental y otro desde el enfoque económico.

Hace una semana en el Congreso de la República, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y el Ministerio del Ambiente (MINAM) informaron que el 17 de este mes se sacará el sinceramiento ambiental respecto a los estándares de calidad del aire así como de los suelos de La Oroya. Este aspecto sería esencial en la toma de decisión del inversor por Doe Run Perú.

Mientras que desde el aspecto económico el tema es más sencillo. El precio base para la subasta era de US$ 270 millones, equivalente a dos tercios del valor convencional de ambos activos (US$ 407,56 millones).

De acuerdo con las bases del concurso, cada ronda de subasta disminuye en 15% el precio base. La siguiente subasta está programada para el 21 de marzo y la tercera para el 30 de marzo, en la que el precio base habría bajado ya en 30%, fecha en la que además ya se conocería si el Gobierno aprueba la flexibilización ambiental, tan esperada por los inversionistas.

a la tercera la vencida

Luis Castillo, representante del sindicato de trabajadores de Doe Run, comentó que, en efecto, si bien el sinceramiento ambiental se prepublicará el 17 de marzo, sería el 27 de este mes cuando se promulgue el decreto supremo, fecha que calzaría con la tercera subasta.

Recordó que son tres los postores que compraron las bases del concurso y, aunque aún se desconoce su identidad, este misterio será revelado cuando ingresen oferta por el CMLO o la UMC.

Y es que, según las bases, ambos activos pueden tener un diferente dueño; sin embargo, la compra debe ser en simultáneo.

"Existe preocupación en el sentido de que todavía no está definido el tema medioambiental a través del MINAM y del MEM. Una flexibilización de los estándares ambientales sin duda ayudaría a que en la última ronda se consiga la venta y reactivar los circuitos del Complejo Metalúrgico de La Oroya", destacó Castillo.

Fechas máximas

Un elemento que se debe precisar es que, de acuerdo con una propuesta –que modificó la Ley Concursal– presentada por el Ejecutivo y aprobada en el Congreso, existe un plazo máximo de dos años para la venta de los activos de Doe Run Perú.

El primer año culminaría en agosto próximo y el segundo en el mismo mes del 2018.

Castillo informó, como miembro de la junta de acreedores de DRP, que está prevista esta posibilidad si se declara desierta esta primera ronda de tres convocatorias, tras lo cual se programaría una siguiente ronda –posiblemente en junio– que permita vender los activos de la empresa.

No obstante, Dirige, empresa encargada de la liquidación, ha informado recientemente de una situación delicada (esencialmente de liquidez) para la mina Cobriza si se continúan aplazando las fechas de subasta.

Claves

valorización. A la fecha, el Complejo Metalúrgico de La Oroya está valorizado en US$ 336,78 millones y la Unidad Minera Cobriza en US$ 70,78 millones.

depreciación. Como está establecido, en la tercera subasta el precio base de los activos se reduciría en 30%, sumando alrededor de US$ 196 millones.

Fuente: Diario La República

 
 
Copyright 2007 - 2012 | Revista Actualidad Empresarial
instagram takipci r57 shell