Proveedores NO Habidos y su incidencia en el Impuesto a la Renta e IGV
 

 

En un mundo ideal toda empresa que tenga la condición de adquirente de un bien o usuaria de un servicio debiera ser muy precavida al momento de recibir los comprobantes de pago que le permiten sustentar gasto, costo o crédito fiscal.

Sin embargo, debido al número y fluidez de las transacciones económicas, muchas veces podemos encontrarnos con operaciones sustentadas en comprobantes de pago que a la fecha de emisión los proveedores tienen la condición de NO HABIDOS.

Es así que surge la interrogante respecto a si dichos comprobantes de pago, pueden o no ser consideradas como gasto o costo para efectos del impuesto a la renta o ser deducidas como crédito fiscal para efectos del IGV. En ese sentido, podemos señalar respecto al Impuesto a la Renta la norma es expresa en el sentido de no considerar como gasto o costo aquél sustentado en comprobante de pago emitido por proveedor que a la fecha de emisión tenía la condición de NO HABIDO, salvo que regularice su situación al 31 de diciembre del ejercicio (segundo párrafo del Art. 44 y el tercer y cuarto párrafo del art. 20 del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta, respectivamente).

Por otro lado, respecto al IGV podemos que el crédito fiscal para que se constituya y pueda ser deducido del débito fiscal debe cumplir con los requisitos sustanciales:

  1. sean permitidos como gasto o costo de la empresa para efectos del impuesto a la renta y,
  2. que se destinen a operaciones por las que se deba pagar el impuesto. Asimismo con los requisitos formales relacionados a los comprobantes de pago que permiten sustentar el crédito fiscal: a) que el impuesto esté consignado por separado;
  3. que se consignen el nombre y número de RUC del emisor de forma que no permitan confusión al contrastarlo con la información obtenida a través de dichos medios, que el emisor HAYA ESTADO HABILITADO para emitirlos a la fecha de su emisión;
  4. que hayan sido anotados en su Registro de Compras, en cualquier momento por el sujeto del impuesto (Complementamos este inciso con lo previsto por el art. 2 de la Ley 29215).

Si bien para el impuesto a la renta, la condición de no habido podría afectar al gasto o costo, estaría supeditado a que se subsane esta situación por parte del proveedor. Esto implica que la situación de no habido cambie como habido y así se mantenga al 31 de diciembre del ejercicio al cual corresponde.

Ahora bien, para el IGV dado que el proveedor no está habilitado a emitir comprobante de pago, no se permite su deducción como crédito fiscal. Esto aplica también a los casos de que esté con baja de oficio provisional o definitiva.

Finalmente, a la pregunta sobre qué sucede con los casos que el proveedor está como no hallado, la norma sobre el particular no se pronuncia, por lo que no tendría contingencias tributarias de recibir un comprobante de pago de un proveedor con dicha condición.

 

   
VENTAS LIMA:
Teléfonos: (01) 619-3718 • (01) 619-3719 • (01) 619-3721 • (01) 619-3722
Email: ventas@aempresarial.com
VENTAS PROVINCIAS:
Teléfonos: (01) 619-3728 • (01) 619-3717 • (01) 332-5766
Email: distribuidores@aempresarial.com
         
Portada   |   Suscripción 2012   |   Evite Contingencias   |   Tienda Virtual   |   Distribuidores  |   Staff Profesional  |   Cóntactenos   |   Servicios Suscriptores
         
         

© 2012 Instituto Pacifico S.A.C. Todos los Derechos Reservados

Portal elaborado por el Departamento de Sistemas